1.- SUSPENSIÓN PAGO ALQUILER DE VIVIENDA HABITUAL EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD A CAUSA DEL COVID-19, salvo que haya acuerdo previo entre las partes, el arrendador deberá contestar a la solicitud del arrendatario en 7 DÍAS LABORABLES (sin contar fines de semana ni festivos):

A) SI ARRENDADOR ES ENTIDAD PÚBLICA, EMPRESA O GRAN TENEDOR (ser titular de +10 inmuebles urbanos -excluyendo garajes y trasteros- o una superficie construida de más de 1.500m2) la aplicación será automática y deberá contestar escogiendo entre:

1.- Reducción 50% renta durante un plazo máximo de 4 meses desde que se alce estado de alarma.

2.- Moratoria pago renta durante el estado de alarma, que se prorrogará mes a mes, durante un plazo máximo de 4 meses desde que se alce estado de alarma, que se abonarán sin penalización durante al menos tres años desde que finalice la moratoria.

B) SI ARRENDADOR ES PERSONA FÍSICA NO GRAN TENEDOR, deberá contestar aceptando aplazamiento, planteando posibles alternativas o denegándolo. Si arrendador no aceptare ningún acuerdo sobre el aplazamiento, el arrendatario podrá solicitar ayudas de financiación.

2.-  FINANCIACIÓN DE ARRENDATARIOS DE VIVIENDA HABITUAL EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD SOCIAL Y ECONÓMICA CONSECUENCIA DEL COVID-19.

1.- Acuerdos con el Instituto de Crédito Oficial (ICO)

2.- A devolver en un máximo de 6 años, prorrogable por otros 4 años. 

3.- No devenga gastos ni intereses para el solicitante

4.- Deben destinarse al pago de la renta

5.- Podrán cubrir un importe máximo de 6 mensualidades de renta.

6.- Las personas físicas arrendatarias en situación de vulnerabilidad sobrevenida por el COVID- 19 podrán acceder a ayudas para la devolución de los citados préstamos. La cuantía de esta ayuda la acordará la Comunidad Autónoma en cada caso, con un máximo de 900 €/mes o el 100% de la cuota del préstamo.

3.- PRÓRROGA EXTRAORDINARIA DE LOS CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO DE VIVIENDA HABITUAL POR UN PERIODO MÁXIMO DE 6 MESES.

 La puede pedir el arrendador, desde el 1/4/20 hasta 2 meses después de la finalización del estado de alarma por COVID-19. Tiene que ser aceptada por el arrendador, salvo pacto entre las partes. NO se requieren requisitos de vulnerabilidad.

4.-  DEFINICIÓN SITUACIÓN VULNERABILIDAD ECONÓMICA a efectos de moratoria o renta arrendaticia concurrencia conjunta de los siguientes requisitos:

1.- Que NO sea propietaria o usufructuaria de viviendas en España.

2.- Que el arrendatario consecuencia del COVID19 pase a situación de desempleo, ERTE, reducido su jornada, pérdida sustancial de ingresos… no alcanzando la unidad familiar el mes anterior a la solicitud de moratoria 3 veces el IPREM (1.613,52 €). Si tienes a tu cargo a mayores, menores o personas con discapacidad este importe aumenta.

3.- La renta, más gastos y suministros básicos tienen que ser al menos el 35% de los ingresos de la unidad familiar.

4.- Hay que acreditar documentalmente que se cumplen los requisitos indicados.

 Pudiendo realizar una “declaración responsable” indicando por qué no puede aportar determinada documentación, teniendo un mes para la aportación de los documentos que no hubiese aportado por alzarse el estado de alarma.

5.- El que se beneficie de estas ayudas sin cumplir los requisitos asumirá los daños y perjuicios causados, que no podrá ser inferior al beneficio indebidamente obtenido.

5.- SUSPENSIÓN EXTRAORDINARIA DE LOS DESAHUCIOS Y LANZAMIENTOS para hogares vulnerables por situación sobrevenida de COVID- 19 sin alternativa ocupacional, para sí o las personas con las que conviva, Letrado de la Administración de Justicia dará traslado a los servicios sociales y suspenderá el procedimiento por el tiempo estrictamente necesario basándose en el informe de los servicios sociales por un periodo máximo de seis meses desde la entrada en vigor del decreto.

Salvo que el arrendador acredita encontrarse en situación de vulnerabilidad social o económica sobrevenida por el COVID-19 el LAJ dará traslado a los servicios sociales.
“Programa de ayuda a las víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, a las personas sin hogar y otras personas especialmente vulnerables” tiene por objeto facilitar una solución habitacional inmediata a estos colectivos.

Deja un comentario