El Real Decreto Ley 10/2008 por el que numerosas empresas que viven del Sector de la Construcción podían no computar las pérdidas por deterioro de activos, permitiendo cierta salvaguarda de […]